Skip to main content
Estos días estamos viviendo el “Censo de los Hispanos.”  Lo digo por dos razones muy importantes:  
Esta es la primera vez que la población Hispana va a ser el segundo grupo demográficamente más grande del país.  Siendo el 15% de los habitantes en Estados Unidos, 50 millones de hispanos van a ser indiscutiblemente importantes en el mapa de la nación.   Cuando las cifras demuestren lo que todos sabemos, esto va a ser un hecho histórico.
 
Además, esta es la primera vez que la forma del censo se imprimió en español.  Parece algo normal pero sucedió sólo después de cuarenta años de luchar para que el Departamento de Comercio diera una opción a los hispanoparlantes para que utilizaran un cuestionario en su idioma.  
En estos días todos los hogares del país deben haber recibido por correo la forma del censo que tanto hemos anunciado por los medios de comunicación.  Un gran número la llenaron y la regresaron usando el servicio postal.
 
Todavía quedan algunos días para poder enviar los cuestionarios que van a darnos un conteo completo en la región del Condado de Harris.
 
Si todavía usted no envió su forma, lo puede hacer por correo hasta el 16 de abril. Esto es muy recomendable porque usted va a ahorrar tiempo y el país va a ahorrar dinero.  Si todos los habitantes de la nación enviaran su forma por correo, los contribuyentes ahorrarían $1.5 MIL MILLONES DE DÓLARES.

Una aclaración sobre la pregunta referente a la raza.  Las personas de origen hispano pueden ser de cualquier raza y pueden responder a la pregunta marcando una o más de las categorías raciales que están en el cuestionario.  Así pueden elegir con la que identifiquen más o sea más cercana a su persona.  

Si hacia mediados de abril no ha regresado su cuestionario, es probable que lo llame un empleado del censo que vive en su propia comunidad.  El le hará preguntas para obtener la información necesaria. Los “enumeradores” son personas de confianza que van a registrar sus datos sin compartirlos con nadie.  
 
Recuerde, la información que proporcione es confidencial. Los empleados del censo trabajan bajo juramento de no usar ningún dato más que para el censo.
Si tiene alguna duda o pregunta, puede llamar a la línea gratis en Español 1-877-EL-CENSO.  Allí lo atenderán y le ayudaran en su idioma con todo lo referente al censo.
Todos los que habitan en su casa deben incluirse en el cuestionario.  No importa su edad, si son parientes o su estado migratorio en este país.  Por favor, recuerde incluir a los bebés.  ¡Ellos también cuentan!  

El impacto de los resultados del censo va a ser enorme para los hispanos. Los datos que usted aporte ayudarán al condado a construir más escuelas, clínicas de salud, mejorar las calles y contribuir a los esfuerzos de socorro en casos de emergencia. Cuando hay un desastre, como el huracán Ike, el gobierno federal se basa en los datos del censo para evaluar los daños y calcular el número de personas que necesitan asistencia.
Muchos hispanos tienen un negocio propio, y por tanto serán beneficiados doblemente por el censo.  Como propietario de negocio los resultados del censo ayudan a decidir donde abrir una tienda, agencia de viajes o taller mecánico.  También ayudan a generar empleos en las zonas más pobladas, que son aquellas donde viven los Latinos.
En fin, como ven, todos ganamos si contamos a todos los Hispanos en el condado de Harris y a los demás grupos del país.  Apoyemos el censo. ¡Hagamos contar nuestra voz en 2010!

Sylvia R. Garcia
Comisionada del Precinto 2 del Condado Harris y presidenta de NALEO